Objetos

Limpiar la alfombra

Limpiar la alfombra

Autor:

A la hora de limpiar las manchas de la alfombra la rapidez es fundamental. 

Ser rápidos es fundamental a la hora de quitar derrames y manchas de las alfombras. Cuanto más permanezcan, mayores son las probabilidades de que la sustancia atraviese la alfombra y llegue a encharcase las bases. Pero, ¿cómo limpiamos las manchas de la alfombra?

Tratamiento de derrames y manchas líquidas

Recoge tanto como puedas el líquido derramado. Usa trapos limpios o papel de cocina blanco para evitar desteñidos. Da golpecitos suaves con trapos limpios hasta que absorban más líquido. 

No rasques ni cepilles la mancha.

Aplica un quitamanchas para alfombras. Pruébalo en una esquina antes de usarlo. 

Tratamiento de derrames y manchas líquidas

Utiliza una cuchara o una espátula para recoger todo lo que puedas. Evita el cuchillo, aunque sea romo, ya que puede dañar las fibras.

Espera a que el derrame se seque y cepilla con delicadeza para separarlo de las fibras. Recoge con la aspiradora todo lo que puedas. 

Trata la mancha que quede con el quitamanchas pertinente. 

Muchas, aunque pasemos el aspirador por nuestras alfombras, estas no quedan demasiado limpias. Para que queden impecables, necesitaremos un producto limpiador, un poco de agua y un cepillo. Nos pondremos los guantes y podremos empezar a limpiar, del centro hacia los extremos en la dirección del pelo. Solo tenemos que dejarla secar y... ¡Lista!