Objetos

Limpiar el televisor

Limpiar el televisor

Autor:

Limpiar el televisor de manera regular es muy importante porque puede llegar a dañar los componentes internos. 

Al igual que el resto de los equipos electrónicos, los televisores generan electricidad estática, que atrae el polvo. Solo necesitas unos minutos para desempolvar y limpiar el televisor. Lo primero de todo, desenchufa el televisor. Pasa la aspiradora por la parte posterior, dedicando especial atención y cuidado a las rejillas de ventilación. 

Con una bayeta de microfibra húmeda, pero bien escurrida, retírala suciedad y el polvo de la caja del televisor, los cables y el enchufe, y comprueba con que no quedan restos de humedad. Con otra bayeta de microfibra impregnada con unas gotitas de producto multiusos (o unas bayetas desechables), saca con delicadeza todas las huellas de suciedad de la pantalla. 

Emplea una bayeta seca y, con firmes movimientos descendentes, seca la pantalla. Este secado debes hacerlo con rapidez para no dejar huellas. El mando a distancia puedes limpiarlo con una bayeta húmeda bien escurrida. Remoja con un bastoncillo de algodón con agua tibia y una pizca de lavavajillas y, una vez escurrido, úsalo para quitar la suciedad acumulada entre los botones. 

Recuerda cada día pasar por la pantalla una bayeta apenas humedecida. Una vez a la semana, pasa la aspiradora con el cepillo quitapolvo por la parte posterior. Cada mes, limpia todos los equipos electrónicos.