Objetos

Purgar los radiadores

Purgar los radiadores

Autor:

Purgar los radiadores es imprescindible con la llegada de las bajas temperaturas, necesitaremos tener a punto el sistema de calefacción de nuestras casas para ahorrar energía y dinero. 

Para sacar el máximo rendimiento a los radiadores de agua y que estos hagan bien su función debemos realizarles un buen mantenimiento al menos una vez al añoDe esta manera tendremos la temperatura deseada y además ahorraremos energía. Los sistemas de calefacción de nuestras casas funcionan mediante un circuito de tuberías y radiadores que llevan agua en su interior. Cuando este se calienta irradia calor a las estancias.

En algunas ocasiones, además de agua, se introduce aire en el circuito lo que causa problemas como ruidos en las cañerías, además de impedir que los radiadores calienten de forma irregular (la parte superior calentará más que la inferior).Para solucionar estos problemas los purgaremos.  

Cómo purgar los radiadores

Colocaremos un cubo bajo la válvula de purga que está junto al termostato, o bien bajo el tornillo que suele estar situado en el lateral del radiador. Giraremos el tornillo o la válvula, según el caso, un cuarto de vuelta y dejaremos salir el aire hasta que veamos que brota agua turbia. Cuando suceda esto cerraremos la válvula y pasaremos al siguiente radiador. Comenzaremos con los más próximos a la caldera y si la casa tiene dos plantas, empezaremos por la planta baja.

Además de purgarlos también debemos limpiar los radiadores ya que acumulan restos de óxido  y suciedad en su interior.  Para ello cerraremos las llaves de paso que permiten la entrada y salida de agua. Después los descolgaremos de la pared y los vaciaremos de agua y residuos. Cuando hayamos terminado los volveremos a colgar y a conectar. Llenaremos el circuito de nuevo y comprobaremos que la caldera tiene la presión de 1 bar. Por último purgaremos los radiadores para eliminar el aire sobrante.