Objetos

Limpiar el espejo

Limpiar el espejo

Autor:

Limpiar el espejo siempre suele ser un problema, pero es posible hacerlo en un abrir y cerrar de ojos.

Puedes limpiar rápidamente un espejo con una bayeta de microfibra empapada en agua y escurrida. Si está muy sucio, pasa una esponja con agua tibia mezclada con un poco de lavavajillas. Pasa la esponja húmeda por el espejo y abrillanta con una bayeta de microfibra seca. 

Otra opción es usar nuestro kit de cristalero, tal y como os lo explicábamos cuando limpiamos las ventanas. Cómo siempre limpiaremos de arriba abajo, utilizando un extensor si el espejo es muy grande.