Objetos

Limpiar un jarrón

Limpiar un jarrón

Autor:

Limpiar un jarrón no es una tarea complicada, pero con los trucos que os mostramos a continuación será superfácil. ¿Lo vemos?

Los jarrones no son objetos que utilicemos a diario y, en muchas ocasiones, los reservamos para celebraciones como Navidad, fiestas de cumpleaños, aniversarios... en las que las flores adquieren protagonismo en la mesa. A la hora de que tengamos que limpiar un jarrón se nos plantean dos situaciones: antes y después de su uso. Veamos como atendemos a las necesidades de cada momento.

Limpiar el jarrón ANTES de usar

Para limpiar los jarrones de cristal, sobre todo si es tallado, podemos lavarlos con agua jabonosa y secarlos bien o introducirlos en un barreño con agua templada y vinagre para proporcionarles brillo. En caso de que tengan polvo en su interior, un secador de pelo puede ser tu aliado para deshacerte de la suciedad.

Limpiar el jarrón DESPUÉS de usar

Después de usarlo pueden aparecer manchas de verdín y restos de las flores que hemos colocado en su interior. Para limpiar el jarrón y que quede de nuevo impecable llénalo con agua templada y añade detergente en polvo. Deja actuar unos minutos y aclara. Si la suciedad persiste puedes ayudarte de un estropajo o brocha, pero ¡cuidado de no rayar la superficie!