Objetos

Cómo limpiar una tetera

Cómo limpiar una tetera

Autor:

Limpiar la tetera es muy sencillo, sobre todo si son de porcelana, porque así podremos evitar esas antiestéticas manchas del té.

Aunque los más puristas consideren que limpiar la tetera es un error y que basta con un buen aclarado con agua, las teteras y las tazas de cerámica y porcelana acaban tiñéndose con el café y el té. Así, la porcelana y la cerámica adquieren manchas amarillentas que afean el juego de té.

Para limpiar la tetera podemos acudir a uno de nuestros limpiadores favoritos, el vinagre blanco, con el que enjuagaremos todas las piezas. Si el problema persiste siempre podemos echar mano del bicarbonato humedecido. Además, si limpias las tazas y la tetera justo después de utilizarla las posibilidades de que adquieran el color amarillento serán menores.

En casos extremos, cuando llevan mucho tiempo teñidas y no las hemos tratado adecuadamente, puedes aplicar un poco de lejía diluida en agua caliente y dejarla actuar sobre la superficie, aunque ten cuidado de que no salpique la zona esmaltada para que no se estropee la pintura. Para que el color del juego de té dure más tiempo tampoco es aconsejable introducirlas en el lavaplatos.

Siguiendo estos trucos, cuando se acerquen fechas especiales como Navidad o aniversarios y saques tu juego de té o café lo tendrás impecable. ¡Seguro!