Objetos

Mantenimiento de la aspiradora

Mantenimiento de la aspiradora

Autor:

¿Sabes cómo realizar el mantenimiento de la aspiradora? En este artículo te explicamos cómo realizar en cuatro sencillos pasos.  

Las aspiradoras modernas son veloces y de mantenimiento fácil; deben proporcionarnos años de servicio útil. Merece la pena dedicar unos minutos a cambiar o vaciar la bolsa y a revisar el filtro de manera periódica para que siga funcionando eficazmente. 

  • Elementos imprescindibles
  • Bolsa limpia (en caso de que sea necesaria)
  • Filtro limpio
  • Bayeta de microfibra
  • Caña de bambú
Paso a paso para el mantenimiento de la aspiradora

1. Cambia o vacía la bolsa cuando se llene. Realiza esta tarea al aire libre o en una zona bien ventilada y respeta las instrucciones del fabricante.

2. Revisa el filtro periódicamente y cámbialo cuando sea necesario según las instrucciones del fabricante. Comprueba que no tiene residuos para que la aspiradora funcione eficazmente.

3. Revisa el cabezal una vez por mes. Retira los restos de hilo o el pelo que se acumulan en los cepillos y límpialos con una bayeta de microfibra húmeda para tenerlo siempre limpio. 

4. Si no succiona bien, es posible que el tubo flexible de la aspiradora esté atascado. Para desatascarlo, introduce suavemente una caña de bambú. Si empleas la fuerza correrás el riesgo de dañarlo. 

Consejos adicionales

Aunque no lleve bolsa, también es necesario vaciar las aspiradoras actuales. Vacía el depósito de polvo cuando esté lleno en sus tres cuartas partes; lávalo de vez en cuando y déjalo secar. También tienes que limpiar el filtro. Es aconsejable que lo hagas cada vez que vacías el depósito de polvo. 

Cuida también el exterior. De vez en cuando desenchufa y dale una pasada a las ruedas con un paño limpio para quitar la suciedad que deja huellas en las moquetas y la arenilla que raya los suelos de madera. Si usas la aspiradora al aire libre para limpiar el interior del coche, ponla sobre una alfombrilla de goma para evitar que las ruedas cojan suciedad y arenilla.