Orden

Enseñar a los niños a limpiar

Enseñar a los niños a limpiar

Autor:

"¡Limpia tu habitación!" es uno de los gritos más comunes entre los padres. Es una hazaña conseguir que tus hijos te ayuden, pero se puede enseñar a los niños a limpiar

El escenario nos es familiar: una casa sucia, unos hijos no colaboradores y unos padres frustrados y agotados. ¿Qué pueden hacer los padres para recuperar la paz? Pon en práctica estos consejos para acabar con las guerras domésticas.

Fin a la resistencia 

Una actitud ambivalente puede hacer fracasar nuestros planes para lograr la colaboración de los hijos en casa. Quizá hemos crecido en un hogar con estereotipos sexistas o nos sentimos culpables por trabajar fuera de casa. Cuando caigas en la ambivalencia recuerda que, precisamente porque tenemos que preparar a nuestros hijos para la vida adulta, hay que prepararles también para que sepan llevar un hogar.

Empezar de pequeños

Lo mejor para asegurar la colaboración de tus hijos es que lo hagan desde muy pequeños. Convierte las tareas en un juego aunque resulte algo pesado para ti. Enseñar a tus hijos ahora será una buena recompensa dentro de pocos años.

Haz el cambio despacio 

Tus hijos están en una edad en la que te pueden ayudar en casa, pero su idea de "ayuda" es levantar los pies del suelo cuando pasas la aspiradora. Evita las broncas e implica a tus hijos en las tareas. Por ejemplo, este mes decide que uno de tus hijos te ayudará a  preparar la cena, el otro a hacer la limpieza. El mes siguiente empieza el sábado por la mañana con el "limpiazón" familiar. Los cambios graduales te dan tiempo para enseñar a tus hijos a cada tarea del hogar.

El poder de la elección

Los niños a los que se les deja escoger la tarea la hacen mejor y más contentos. Un niño al que no le agrada tener las manos mojadas y usar productos de limpieza puede ser el mejor vaciador de bolsas de basura del mundo. Otro, con el oido muy sensible, puede preferir limpiar el baño a pasar la aspiradora. Una lista de tareas y su distribución hace más fácil que los niños puedan escoger.

El trabajo en casa en equipo

Lo más motivador para un niño es trabajar con un adulto. Desde su punto de vista es muy duro ser condenado a limpiar el baño todas las tardes al volver del colegio. Es mejor establecer en cada familia un tiempo de recogida cada día, un tiempo de limpieza cada semana. Y aunque al mismo niño le toque el mismo baño, sabe que la tarea de los demás también es pesada.

Enfoca el panorama completo

Muchas veces los métodos de limpieza son un muro de contención entre padres e hijos. La insistencia de los padres en "el camino recto" puede añadir un elemento de conflicto. ¿La respuesta? Evita centrarte en el trabajo "bastante bueno". A los diez años no se tiene habilidad con la aspiradora; se aprende con la práctica... si el niño no se ha desmoralizado con exigencias muy altas o sus padres han tenido que volver a hacer el trabajo.

Tags relacionados enseñar niños limpiar orden hogar