Orden

Planifica tu hogar: los cuatro elementos

Planifica tu hogar: los cuatro elementos

Autor:

En un plan básico de organización deben coexistir cuatro poderosos elementos de planificación que nos permitirán conseguir disfrutar de un hogar organizado.

El primero de ellos son las listas de control. Simples recordatorios de las tareas rutinarias de cada día, semana, mes o estación. En ellas se incluyen las tareas más comunes, como la limpieza, el cuidado personal o los trabajos rutinarios. Gracias a ellas, podemos recordar con claridad lo que necesitamos hacer cada día.

La “lista maestra”. En ella podemos anotar una mezcla de trabajos acuciantes, pequeños recordatorios o imprevistos para la casa y objetivos personales. Para pasar las cosas de la lista maestra a una lista corriente divide los grandes proyectos en tareas alcanzables e integra estas tareas en las de cada día, semana o mes.

Los "hábitos". Es necesario crear hábitos, el secreto de la vida organizada en el hogar. Una vez creados, los hábitos son el motor que nos empuja hacia el camino del orden. Fomentemos los buenos hábitos y eliminemos los malos, así racionalizaremos la vida y desterraremos el caos y el desorden.

El "cuaderno de la casa". Crearemos un organigrama para toda la casa. Es una sencilla carpeta de anillas que contiene toda la información necesaria para la vida cotidiana en un hogar organizado. Es un calendario familiar, una agenda y una fuente de información para todos. El cuaderno está creado para juntar todos los programas, anotaciones, notas adhesivas y respuestas pendientes.

Finalmente, podemos crear un centro de información para toda la familia. Un centro para la planificación e información de toda la casa. La información familiar centra el trabajo de cada uno en casa, y es un recurso muy valioso para empleadas del hogar, ayudantes y otras personas.

“Planificar es la estrategia que diferencia el hogar infeliz del afortunado.”