Orden

Ordenar los armarios de la cocina

Ordenar los armarios de la cocina

Autor:

Ordenar los armarios de la cocina es una tarea personal, ya que cada uno debe incluir lo que usa normalmente. Sin embargo, estos consejos de orden serán de utilidad para todos. 

Los armarios de la cocina suelen ser distintos en cada casa. Los tuyos deberían incluir los alimentos que sueles utilizar, así como una o dos cosas de reserva por si no puedes ir a la compra. Para ahorrar despilfarros, limítate a la hora de comprar. Revisa cada mes el contenido de los armarios y pon delante los alimentos cuya fecha de caducidad está próxima; de esa forma las consumirás a tiempo y no tendrás que tirarlos. 

Cómo almacenar en los armarios de cocina

Frascos: Úsalos para guardar productos desecados, mermeladas y conservas caseras. Guarda paquetes de legumbres que has abierto y así podrás ver la fecha de caducidad. 

Alimentos envasados: Coloca delante los que más usas, aunque de vez en cuando has de comprobar la fecha de caducidad. 

Especiero: sólo has de tener pequeñas cantidades de hierbas y especias porque pierden rápidamente su frescura. El especiero giratorio te ayudará a encontrar lo que buscas, aunque tienes muchas más soluciones para ordenar las especias.

Alimentos enlatados: son de larga duración pero comprueba la fecha de caducidad y pon delante los próximos a caducar. Nunca guardes botes a medio usar, pues existe el riesgo de que se contaminen. Pásalos a un recipiente hermético y con tapa y guárdalos en la nevera. 

Bote de galletas: utiliza un bote ancho para que las galletas dulces no se humedezcan. En un paquete abierto, absorben la humedad del aire.

Recipientes altos: usa recipientes altos de cristal para guardar espaguetis y pastas alargadas. Estos recipientes impiden la entrada de insectos, polvo y humedad y basta un vistazo para saber qué contienen. 

Dispensador de cereales: Pon los cereales del desayuno en un dispensador hermético para que se mantengan secos y frescos. Si además dispone de pico, podrás echar el contenido directamente en el cuenco de cereales.