Orden

Tres motivos por los que deberías simplificar tu armario y cómo hacerlo

Tres motivos por los que deberías simplificar tu armario y cómo hacerlo

Autor:

¿Armarios hasta arriba? Nuestra coach en hogar Azucena Caballero nos da tres motivos por los que deberías simplificar tu armario y nos explica cómo hacerlo.

Todos necesitamos ropa, zapatos, accesorios, etc. Cambios de estación, distintas actividades, compromisos sociales, tendencias de la moda... Todo eso nos hace tener que estar renovando nuestro armario con frecuencia, y más que renovarlo, muchos de nosotros tendemos a acumular prendas y objetos en el armario. Esto llega un momento en que se puede convertir en un gran problema, puesto que cuando las cosas no caben en tu armario empiezan a desbordarse por otros sitios y a invadir distintas zonas de tu casa, empiezan por sillas, luego alguna cama que no uses, una butaca, en el dormitorio de invitados, en el tuyo, en la sala, en el despacho... Empiezas a tener montañas de ropa limpia por guardar, de otra por lavar, el armario parece que se ha ido llenando con palanca y a presión.... ¿Te suena algo de esto?

Es importante mantener nuestro armario bajo control, y por si es algo que aún no tienes claro del todo voy a darte tres motivos fundamentales para ello:

1. Tu armario es el alma de tu hogar, si tu armario está ordenado y tiene suficiente espacio para guardar las cosas que sí usas y te encantan, va a simplificar el orden de toda tu casa, porque no habrá montañas de ropa, ni de bolsos, ni de pañuelos, fulares, etc, por ninguna parte. Hasta la colada será más sencilla, porque cuando algo esté limpio, doblarlo y guardarlo va a ser más fácil. Un armario ordenado es el primer paso para una casa ordenada.

2. Mereces tener solo cosas que realmente te encanten y te hagan sentir bien. Revisa tu armario, si hay piezas de ropa o accesorios que no te pones hace más de un año, ni una sola vez, quizás sobren. Si hay piezas que te han quedado grandes o pequeñas y estás esperando a recuperar x peso, quizás podrías valorar que tener ese recordatorio constante de como es ahora tu cuerpo no es muy sano, no te ayuda a quererte tal y como eres y a disfrutar de verte bien con la ropa de tu talla y que te sienta fenomenal. Es fácil que cuando vuelvas a tener ese peso que añoras la ropa que guardaste esté pasada de moda y desees comprar algo nuevo, y además esa ropa que no usas impide que puedas meter cosa nuevas que sí usarías. Si en tu armario hay ropa que sencillamente ya no te gusta, también podrías sacarla. Todas esas piezas que tú ya no usas las podría aprovechar otra gente, tú tendrás más espacio y otros estarán encantados de pode llevar esas prendas que tú solo estás almacenando. Deja en tu armario esas cosas que te gustan y que usas, verás como te sentirás mejor y mantener todo ordenado y cuidado te resultará más fácil.

3. Es mejor tener un armario sencillo y organizado, te resultará mucho más fácil vestirte a diario. Al tener menos ropa es más fácil ver lo que hay y como combinarlo, elegir las piezas, etc.

Una vez tenemos claros los motivos, necesitamos saber cómo simplificar nuestro armario. Esto tiene dos pasos, por un lado necesitamos deshacernos de lo que ya no usamos, y por otro necesitamos crear un fondo de armario que nos permita combinar de manera sencilla y rápida nuestras piezas cada mañana.

¿Conoces el reto 333? Consiste en solo quedarte con 33 piezas en total entre ropa, zapatos y accesorios para cada temporada. Puedes ver como funciona ese reto aquí y unirte al mismo.

Y aquí te dejo unas bases que te ayudarán a crear un fondo de armario para que te inspires a la hora de crear el tuyo:

El secreto de tener un buen fondo de armario es este: HAZLO SIMPLE.

Para tener un fondo de piezas fáciles de combinar y que nos sirvan en toda ocasión lo básico es simplificar, tanto en número de piezas (si tienes muchas ya no es un fondo, es el armario entero) como en su estilo. Nos interesan piezas cómodas, combinables y sencillas, que se puedan combinar con diversas piezas, por lo que huiremos de la ropa recargada o excesivamente estampada.

Fondo de armario básico para mujer:

- 2 pantalones negros

- 2 tejanos

- 1 pantalón beige o gris

- 1 falda negra

- 4 camisetas de algodón y licra de buena calidad en colores lisos, preferentemente suaves (de manga corta en verano y de manga larga en invierno).

- 1 camisa blanca

- 1 camiseta o camisa negra

- 1 vestido negro de manga corta

Aparte de esto te aconsejo tener alguna camiseta o camisa estampada según la moda del momento, una o dos faldas que se vean modernas, estilosas y que te sienten bien, y un vestido de tu color favorito, que te siente fenomenal y te haga sentir como una reina cada vez que te lo pones, así como algunos jerséis y/o chaquetas de punto en colores lisos para combinar con todo.

Es imprescindible tener collares, pañuelos, cinturones, cuellos, broches, etc, para combinar y darle otro aire a nuestras piezas básicas. Por ejemplo, el mismo vestido negro cambiará mucho si nos lo ponemos con unas botas de caña, un collar de coco natural y un pañuelo corto anudado al cuello, o si el mismo vestido nos lo ponemos con unos zapatos de salón, un camafeo y un cuello de imitación de chinchilla, o con unas sandalias de tacón y un collar de perlas.

Fondo de armario básico para hombre:

- 1 pantalón negro

- 2 tejanos

- 1 pantalón beige o gris

- 1 pantalón de pana

- 3 bermudas

- 4 camisetas de algodón de buena calidad en colores lisos, preferentemente suaves (de manga corta en verano y de manga larga en invierno).

- 1 camisa blanca

- 3 camisas en colores neutros y lisos

- 1 traje chaqueta

Aparte de esto aconsejamos tener alguna camiseta o camisa estampada según la moda del momento, una o dos camisas que se vean modernas, alguna sudadera, así como algunos jerséis en colores lisos para combinar con todo.

Azucena Caballero es coach para mamás multitarea a través de su web Educarpetas, experta en gestión del tiempo y productividad y autora de los libros “Organiza tu hogar en 30 días" y "Mamá, logra tus objetivos".