Ropa y tejidos

Limpiar las cortinas

Limpiar las cortinas

Autor:

Muchas veces creemos que limpiar las cortinas es una tarea complicada, pero si sigues estos pasos te será muy sencillo.

Las cortinas suelen ser las grandes olvidadas, acumulan bastante polvo y no se limpian muy a menudo. Pero, ¿cómo nos adentrarnos a limpiar las cortinas? Si las cortinas no presentan ninguna mancha, solo el polvo acumulado, metemos la cortina en la bañera llena de agua y ponemos detergente para ropa. Las dejaremos un par de horas y luego las pondremos a escurrir en el tendedero. Cuando no goteen, aunque estén húmedas las volvemos a colgar, ya que de esa manera se van a secar con toda su caída y evitaremos plancharlas.

Limpiar las cortinas paso a paso

Otra opción para limpiar las cortinas es utilizar una aspiradora y una esponja húmeda. En primer lugar corre las cortinas y pásales la aspiradora; el modo más eficaz de hacer es desplazarse de arriba abajo siguiendo el ancho de la cortina. Usa el cepillo quitapolvo y la succión mínima.

Después, dale la vuelta a la cortina y pasa la aspiradora al revés. Vuelve a pasarla de arriba abajo. Limpia a conciencia el revés, pues suele ser donde se acumula más suciedad. En tercer lugar, saca las cortinas de la barra y sacúdelas al aire libre para quitar el polvo que haya quedado.

Ponlas en el tendedero, si es posible al aire libre, y déjalas colgadas durante varias horas. Una vez colocadas en el tendedero, comprueba si las cortinas tienen manchas. En caso de tener alguna mancha quítala con ayuda de una esponja apenas humedecida y una pizca de detergente a mano.