Ropa y tejidos

Tender la ropa

Tender la ropa

Autor:

Tender la ropa tiene sus trucos. A continuación os enseñamos cómo tender la ropa y evitar tener que planchar de más luego. 

Terminado el programa de lavado, hay que secar la ropa. Tienes dos opciones: introducirla en la secadora o tender la ropa en el exterior o en el interior de casa. Si la vas a introducir en la secadora, selecciona el nivel de calor y la duración correspondientes. 

Al pasarlas de una máquina a otra sacude las prendas retorcidas y ayudarás a que se sequen estiradas y sin arrugas. Tiende las prendas delicadas en perchas en la barra o en el tendedero para que se sequen al aire. Tenéis más información sobre cómo tender la colada en este otro artículo.