Ropa y tejidos

Manchas en alfombras

Manchas en alfombras

Autor:

Conoce los distintos tipos de manchas en alfombras y como eliminarlas fácilmente.

Un vaso de leche, un pastel de nata o un poco de pintura sobre la alfombra... Estas sustancias pueden llegar a estropear el tejido de cualquier alfombra si no sabemos cómo eliminar la mancha a tiempo. En este consejo, os damos unos sencillas pautas para dejarlas en perfecto estado y sin olores.

Como protegen nuestros suelos, las alfombras están continuamente expuestas a la caída de líquidos y otras sustancias que, sin duda, dejan huella. Lo primero que deberéis hacer cuando veáis una mancha es proceder a eliminarla, hay que evitar a toda costa que llegue a secarse.

El modo de actuar varía en función de que la mancha sea sólida o líquida: en el primer caso, intentaremos quitarla raspando la superficie afectada o recogiendo lo que se haya caído con ayuda de una cuchara; en el segundo caso, el papel absorbente será un gran aliado. En todo caso, recordad: lo que no debéis hacer es restregarla ya que si lo hiciéramos, además de deformar la alfombra, extenderíamos la mancha.

Paso a paso

Aunque limpiar una mancha parece una tarea sencilla, os proponemos el método correcto. Debéis limpiarla empezando desde el borde y continuando hacía el interior, y en el caso de que os veáis obligados a utilizar agua para limpiarla, una vez concluida la limpieza, secadla bien para evitar decoloraciones. Colocar una toalla debajo de la zona manchada asegurará el secado perfecto: se impregnará del agua sobrante.

Por lo general, no os recomendamos el uso del amoníaco. Lo que es muy aconsejable es actuar con rapidez en cuanto observéis cualquier signo de deterioro. Acabaréis con los malos olores si tenéis la precaución de limpiar vuestra alfombra en profundidad una vez al año. La limpieza es garantía de durabilidad.