Suelos y paredes

Limpiar el suelo

Limpiar el suelo

Autor:

Los suelos que se usan mucho se ensucian enseguida, pero si sabemos cómo limpiar el suelo quedará impecable cada semana.

A excepción de las manchas de barro, la única mancha que tenemos que esperar a que seque para limpiarla, el resto de las manchas podemos limpiarlas cuando se produzcan y nos demos cuenta. En el caso de las manchas de barro, la mejor opción es utilizar la aspiradora. Después fregaremos la superficie con un poco de agua y limpiador especial para el suelo.

Antes de fregar el suelo, quita la suciedad superficial y las migajas pasando la aspiradora con el accesorio para suelos o barriendo para que quede limpio de sólidos. Llena medio cubo de agua tibia y añade la cantidad recomendada de friegasuelos. Elige el producto más adecuado para tus suelos que encuentres en tu tienda habitual.

Sumerge la fregona en el cubo y escurre a fondo. Friega el suelo con movimientos ovalados y alargados. Repite hasta que hayas dado a toda la superficie. Si el frigasuelos requiere aclarado, vacía el cubo y vuelve a llenarlo con agua fría y pasa de nuevo el suelo.

Además, para mantener el suelo limpio lo mejor es utilizar un felpudo, que recoge entre el 80% y el 85% de la suciedad. Otro recurso para que el suelo esté impecable es quitarse los zapatos al entrar en casa y ponerse unas zapatillas cuyas suelas estén siempre limpias.