Suelos y paredes

Limpiar la pared

Limpiar la pared

Autor:

Las paredes atraen a las manchas. Por suerte, eliminar las huellas y limpiar la pared es una tarea muy sencilla. 

Las manchas de la pared podemos limpiarlas con una esponja húmeda. Tan solo tendremos que frotar insistentemente hasta que la manchad desaparezca. Si persiste, podemos añadirle un poco de lavavajillas y después aclarar. Aunque seamos sinceros, no todas las superficies son iguales ni todas las manchas se pueden quitar de la misma forma. A continuación os damos dos trucos adicionales para limpiar la pared

El papel pintado

Para limpiar una pared empapelada, lo primero de todo es pasar la aspiradora con el cepillo quitapolvo sobre la superficie. Comprueba si el empapelado es lavable humedeciendo con mucho cuidado una zona poco visible. Si destiñe, tendrás que detenerte y aceptar que solo puedes pasar la aspiradora. Si es lavable, moja la esponja y escurre bien. Pasa la esponja por la pared y lo más rápido posible pasa de nuevo una toalla para quitar la humedad. 

Acumulación de grasa

Para quitar la acumulación de grasa de una pared lavable, por ejemplo de la zona que rodea la cocina, prepara una mezcla de agua tibia con un puñado de cristales de carbonato sódico. Moja la esponja, escúrrela bien y pásala por la pared. Aclara con agua limpia y vuelve a pasarla para retirar el preparado. Repite si es necesario.