Suelos y paredes

Cuidado de las superficies especiales

Cuidado de las superficies especiales

Autor:

Las superficies especiales, como el mármol o los ladrillos, requieren unos cuidados específicos. ¿Quieres ver cómo cuidarlos?

Los suelos de mármol, las encimeras de azulejos, las chimeneas de ladrillo y las superficies de granito dan un toque singular al hogar, pero requieren cuidados y métodos de limpieza específicos. Consérvalos con estos consejos de mantenimiento.

Cuidados del mármolCuidados del mármol
El mármol es una piedra suave, porosa y relativamente delicada. Sus mayores inconvenientes son que se raya con facilidad, absorbe las manchas y hay que tratarlo con cuidado. Limpialo de forma rutinaria con un trapo húmedo después de cada uso y nunca utilices productos abrasivos, limón o vinagre.

Superficies de ladrillosCuidados de los ladrillos
Fabricado con arcilla, el ladrillo es poroso, por lo que el poro abierto atrapa el polvo y la suciedad. Pasa regularmente la aspiradora con el tubo alargador y el cepillo para tapicerías a fin de quitar la suciedad de las juntas de los ladrillos. Además, si están en el exterior pueden acumular salitre.

Azulejos vidriadosCuidados de los azulejos vidriados y baldosas
Primero, comienza quitando el polvo de las paredes con un paño suave. Después, llena un cubo con agua tibia y agrega en uno de ellos un chorrito de limpiador neutro. Si las paredes están muy sucias puede olvidarte del cubo y optar por un producto en spray desengrasante.

Cuidados del granitoCuidados del granito
Aunque resistente y duradera, esta piedra natural necesita cuidados especiales para mantener su acabado brillante. La prevención es la clave de las encimeras de granito.