Suelos y paredes

Cómo limpiar encimeras y suelos de granito

Cómo limpiar encimeras y suelos de granito

Autor:

El granito es una piedra muy utilizada tanto en suelos como, sobre todo, encimeras. Como es muy porosa, es importante actuar con rapidez. Vamos a ver cómo limpiarla.

Aunque resistente y duradera, esta piedra natural necesita cuidados especiales para mantener su acabado brillante durante mucho tiempo. Y, sobre todo, la prevención es la clave de unas encimeras de granito perfectas.

Como hemos dicho, el granito es una piedra porosa, por lo que tendremos que recoger lo que se derrama lo antes posible para que no penetre en la superficie. Tendremos cuidado de utilizar posavasos debajo de las bebidas porque los ácidos de las gaseosas y los zumos de fruta empañan y dejan manchas en las superficies de granito.

Tampoco es buena idea dejar objetos muy calientes sobre el granito sin la protección de un salvamanteles o salvaencimera, puesto que el calar puede dañar el aspecto de la encimera.

Para el granito, agua templada y detergente líquido

Para su limpieza utilizaremos una solución de agua templada y un chorrito de detergente líquido. Limpiaremos la superficie con un paño bien escurrido y aclararemos con otro trapo mojado en agua limpia.

También existen limpiadores específicos de granito para desinfectar las superficies de la cocina y evitaremos a toda costa los productos de limpieza ácidos, como el vinagre, ya que pueden manchar o empañan la superficie.

Cada dos años, podemos llamar a un profesional para que reselle el granito, reduciendo así su porosidad y ayudando a preservar y mantener su brillo original.

Si, por otra parte, lo que tenemos es un suelo de granito, lo mejor es que lo limpie un profesional o limpiarlo con un producto específico para esta superficie. Aunque, lo cierto, es que el mantenimiento diario es bastante simple ya que con barrer y quitar el polvo suele ser más que suficiente.