Suelos y paredes

Cómo limpiar las superficies de mármol

Cómo limpiar las superficies de mármol

Autor:

A continuación vamos a ver cómo limpiar las diferentes superficies de mármol, ya sean revestimientos de pared, encimeras o suelos.

El mármol ha sido y sigue siendo uno de los materiales favoritos a la hora de elegir revestimiento. Desde pavimentos a encimeras, lavabos y elementos decorativos, el mármol sigue acaparando protagonismo en muchos hogares y, por ello, es importante asegurarnos una buena limpieza.

El mármol es una piedra suave, porosa y relativamente delicada. La podemos encontrar en tonos blancos, los más demandados, pero también en gamas de rojos o, incluso, negros. Sus mayores inconvenientes son que se raya con facilidad, absorbe las manchas y hay que tratarlo con cuidado.

De forma rutinaria, quita el polvo y luego pasa un trapo apenas húmedo para devolverle el brillo.Si quieres hacer una limpieza más intensa, echa un poco de amoniaco sin detergente en un trapo, extiende por la superficie de mármol y seca con golpecitos. A continuación utiliza un abrillantador de mármol comercial para devolver brillo.

Para limpiar el suelo de mármol utiliza una esponja con agua templada y una solución jabonosa apta para mármol. Después de frotar aclara y seca. Para protegerlo, a continuación puedes esparcir polvos de talco y retíralos con un paño seco. Existen en el mercado ceras específicas para mármol que mitigarán la aparición de futuras manchas.

Manchas de grasa

En la cocina se puede acumular grasa sobre el mármol y para eliminarla la mejor opción es emplear un trozo de papel de cocina impregnado en acetona y cubrirlo con un plástico durante una hora. En este tiempo el papel habrá absorbido la grasa.

Nunca emplees limpiadores abrasivos en las superficies de mármol. Los arañazos profundos debe repararlos un profesional. Evita las soluciones limpiadoras ácidas, como los productos que contienen vinagre o limón, ya que los ácidos empañan o arruinan el acabado brillante.