Ventanas

Limpiar las persianas

Limpiar las persianas

Autor:

Aunque parezca complicado, limpiar las persianas no lleva mucho tiempo.

Las persianas al estar directamente en contacto con el exterior acumulan mucha suciedad. Para limpiar las persianas solo necesitamos un cubo con un poco de agua y una mezcla de amoniaco y jabón. Con una bayeta empapada y escurrida, pasamos de arriba abajo las persianas hasta eliminar la suciedad por completo. Si queremos profundizar en la limpieza de las persianas podemos pasar la aspiradora por las persianas verticales con el cepillo quitapolvo o un accesorio específico para persianas.

Limpiar persianas enrollables

Limpia las persianas enrollables lavables con una esponja bien escurrida y limpiador. Aclara cada lado con una esponja mojada con agua limpia y seca con una vieja toalla. Vuele a colgarlas cuando todavía están un punto húmedas. Si las persianas enrollables no son lavables, utiliza el cepillo quitapolvo de la aspiradora. De vez en cuando, descuelga la persiana, colócala sobre una superficie limpia y llana y pasa la aspiradora por la parte posterior.