Ventanas

Limpiar las ventanas de la cocina

Limpiar las ventanas de la cocina

Autor:

Sigue estos sencillos pasos para limpiar las ventanas de la cocina y eliminar la grasa acumulada.

En menos de dos minutos podemos tener los cristales de la cocina limpios. Estas ventanas son las que más grasa acumulan, debido a que suelen estar próximas a la zona de cocción, por lo que echaremos mano del amoniaco y el papel de cocina para limpiarlos.

Empezando de arriba abajo, haremos movimientos rápidos para evitar rayas. Si los cristales estás muy sucios podemos utilizar un desengrasante, como el de lavar los platos. Procura limpiar las ventanas en días nublados, porque ni el sol ni la lluvia serán tus aliados en esta tarea.

Cuando limpiemos la ventana de la cocina podemos aprovechar a limpiar también las repisas, bien sean de materiales porosos como la piedra o no porosos, como la cerámica esmaltada. Por norma general, una bayeta húmeda y un poquito de jabón neutro será más que suficiente para acabar con el polvo y la suciedad que se acumula.

Las persianas tampoco debemos descuidarlas mucho y, aunque parezca complicado, tampoco nos llevará mucho tiempo. Si lo hacemos con regularidad, solo necesitamos un cubo con un poco de agua y jabón para acabar con la suciedad.