Ventanas

Limpiar las persianas venecianas

Limpiar las persianas venecianas

Autor:

Limpiar las persianas venecianas no lleva mucho tiempo, basta con tener a mano una aspiradora y un paño húmedo.

Para limpiar las persianas venecianas necesitamos tres elementos imprescindibles: aspiradora con cepillo quitapolvo, bayeta de microfibras y limpiador multiusos. Con todo esto solo necesitaremos diez minutos y cuatro pasos para dejar las persianas venecianas impecables.

El primer paso para limpiar las persianas venecianas es bajar totalmente las persianas y cerrar las tablillas. Sujeta la persiana y quita suavemente el polvo de las tablillas cerradas con el cepillo quitapolvo. Después abre las tablillas de la persiana y vuelve a pasar de nuevo la aspiradora. Comprueba que pasas el cepillo por todos los rincones y huevos posibles, y repasa si es necesario.

Con las tablillas todavía abiertas, limpia la persiana con una bayeta de microfibra húmeda o con un calcetín humedecido. Realiza esta operación con cuidado para no doblar las tablillas al limpiarlas. Cierra las tablillas y, si aún quedan huellas, humedécelas con un limpiador multiusos. Por último, remata la limpieza con una bayeta de microfibra húmeda.

Truco para limpiar las persianas venecianas

Si no conseguimos sacar la suciedad con un trapo húmedo y no disponemos de aspirador podemos optar por un accesorio especial para limpiar persianas venecianas, una especie de plumero ramificado apto para las medidas más usuales de persianas venecianas que facilitará aún más la limpieza de estas.