Seguridad

Precaución con los enchufes

Precaución con los enchufes

Autor:

Precaución con los enchufes. A la hora de utilizar la electricidad, debemos ser cautos y tener muy presentes algunas normas para evitar situaciones de peligro

Aun cuando la instalación eléctrica sea lo suficientemente segura. En este artículo os las proporcionamos, ya que con la electricidad toda precaución es poca.

Para realizar cualquier arreglo o manipulación de enchufes y cables, hay que desconectar previamente la corriente; y cuando limpiéis o manipuléis cualquier aparato eléctrico recordad siempre desenchufarlo previamente.

No toquéis nunca ni enchufes, ni aparatos eléctricos con las manos húmedas, ni cuando estéis descalzos o con los pies húmedos. En el baño, sobre todo, hay que tener especial cuidado y seguir este consejo a rajatabla.

No tiréis nunca del cable para desenchufar un aparato porque dañaréis el cable. Desechad los enchufes deteriorados y cuidad de que los cables de los aparatos estén en buen estado: pueden ser causa de accidentes.

En la medida de lo posible debéis evitar hacer conexiones en enchufes múltiple, es preferible usar un enchufe para cada aplicación. Así mismo es aconsejable prescindir de prolongadores cuando se pueda.

Cuidado con los niños, no olvidéis que son muy curiosos. Para no despertar su interés lo mejor es que evitéis manipular enchufes o cables delante de ellos. Además, siempre debéis tener bien tapados todos los enchufes de la casa a los que puedan acceder. Y sobre todo, no dejes a su alcance aparatos eléctricos conectados.

En este otro artículo podréis encontrar más información sobre medidas de precaución a la hora de utilizar aparatos eléctricos.

Tags relacionados precaución enchufes seguridad hogar