Seguridad

Compra segura en internet

Compra segura en internet

Autor:

Realizar compras en Internet nos permite acceder a casi cualquier tipo de producto en cualquier momento, pero estaremos más tranquilos si es una compra segura. Conoce las claves para comprar sin problemas.

Tiene ventajas como la comodidad y el ahorro que supone en muchas ocasiones el contactar directamente con el fabricante. Pero también es una actividad que puede generar ciertos miedos en el consumidor, ya que este puede llegar a ser víctima de fraudes si no toma las debidas precauciones. A continuación vamos a ver unos cuantos consejos para evitar malas experiencias.

Sitios seguros

Es muy importante comprobar que la página en la que vamos a realizar la operación sea segura antes de introducir nuestros datos. Por ejemplo, un signo de que podemos confiar en la página es el candado que aparece en la parte inferior de la ventana del navegador. Además es recomendable que el sitio cuente con tecnología SSL, mediante la cual nuestra información confidencial será enviada directamente de forma segura. ¿Cómo saber que una web tiene esta tecnología? La URL que aparece en la barra de direcciones, debe comenzar con https://. Esa "s" significará que el sitio es seguro.

Debemos desconfiar de sitios que tengan precios extremadamente bajos o faltas de ortografía. Busca información sobre el sitio en Internet. En muchos casos podremos encontrar opiniones de otros usuarios que hayan utilizado el servicio antes que nosotros y nos indicarán si podemos confiar o no en él.

Precaución con los datos

No des tus datos a la ligera. Si los das deberás saber en todo momento para que se van a utilizar. Si no lo tienes claro debes evitar proporcionarlos ya que con ello evitarás problemas. Muchas veces nos piden la dirección de correo electrónico o la información personal. Antes de darla debemos comprobar que la compañía a la que le damos los datos tenga una política que nos garantice no recibir promociones o solicitudes no deseadas.

Cuando rellenamos un formulario hay campos que son obligatorios y otros opcionales. Normalmente los datos opcionales suelen ser utilizados con fines comerciales. Por ejemplo, un vendedor seguro no te pedirá las respuestas a las preguntas secretas que las entidades bancarias utilizan para verificar tu identidad, por ejemplo el nombre de nuestra mascota.

El spam

No debemos iniciar nunca una compra desde una oferta que nos llegue por correo. Si pinchamos los enlaces podemos caer en un fraude. Tampoco debemos contestar nunca ofreciendo contraseñas o números de tarjeta.

Ordenador sin virus

Tenemos que asegurarnos de que nuestro ordenador esté libre de virus. Muchos de ellos hacen que nuestro ordenador muestre páginas fraudulentas sin que nos demos cuenta, lo que se conoce como phising. Algunos virus sirven para que otras personas recolecten nuestra información confidencial, como las contraseñas. Las medidas que podemos tomar para evitar esto es utilizar un navegador seguro y actualizado como Firefox, Chrome u Opera. Tendremos que tener al día nuestro antivirus y el anti-spyware.

Información sobre la compra

Al igual que en las tiendas físicas exigimos la información referente al producto y al precio, en internet también debemos exigir información completa sobre el precio del producto y/o servicio que vamos a adquirir. También deberán detallarnos los gastos de envío, los impuestos, los gastos no contemplados, la política y restricciones para realizar una cancelación, reembolso o cambio de compra.

Revisa los cargos

Una vez realizada la compra debemos revisar que los importes que nos carguen en la cuenta bancaria sean correctos. Revisa cuidadosamente el extracto de la tarjeta de crédito o débito, compara fechas y cantidades para verificar los gastos. Si encuentras alguna anormalidad comunícaselo al banco para que pueda llevar a cabo las acciones necesarias. Guarda todos los números de confirmación de la transacción, o copia de los documentos que acreditan la compra para futuras reclamaciones.

Cuentas específicas

Algunas entidades ofrecen números virtuales. Estos son números temporales que sirven para realizar una compra en un sólo sitio web. No suele haber cargos extra por este servicio ya que este número se puede obtener por Internet. La mayoría de las entidades también proporcionan, si lo desea el cliente, una tarjeta exclusiva para las compras por Internet. Para utilizarla cargaremos dinero desde la web oficial del banco y si somos víctimas de un fraude como el phising sólo nos podrán robar el dinero que tengamos cargado en esa tarjeta especial.

Si seguimos estos consejos reduciremos los riesgos de sufrir un fraude, aunque una de las claves es usar el sentido común al igual que lo podemos usar cuando realizamos una compra personalmente en una tienda.