Seguridad

Mantenimiento de sistemas de refrigeración

Mantenimiento de sistemas de refrigeración

Autor:

Mantenimiento de sistemas de refrigeración. Los sistemas de refrigeración son componentes básicos del confort y la seguridad en casa conoce cómo mantenerlos en perfecto estado.

Tu comodidad, la factura energética y la seguridad dependen de los cuidados y el mantenimiento adecuado. Incorpora a tu programación las siguientes rutinas de mantenimiento para que funcionen de forma óptima.

- Cambia periódicamente los filtros. Si tu sistema de calefacción o refrigeración es por aire, comprueba que los filtros no están atascados. Cuando lo están, el flujo de aire se reduce y tanto el sistema de calefacción como el de refrigeración trabajan más y durante más tiempo, lo que consume más energía y provoca desgaste prematuro. Lee los manuales y cambia periódicamente los filtros desechables para que el aire fluya. Cuando se cambian una vez al mes, los filtros desechables limpian el aire de suciedad, esporas de moho y polen antes de que se posen en forma de polvo en las superficies de la casa.

- Los compresores deben estar limpios y sin tapar. El aire acondicionado central y la bomba de calor se basan en compresores externos que intercambian aire caliente por frío, por lo que no deben estar tapados. En primavera y otoño revisa la zona que rodea los compresores en busca de obstrucciones. Poda o recorta cualquier arbusto o planta que los rodeen. Quita las hojas y la basura acumuladas a los lados y en la base de la unidad. 

- Programa con tiempo las puestas a punto. Los sistemas de aire acondicionado requieren el mantenimiento periódico de los profesionales. Contarás con toda la atención del técnico si no tiene que correr de aquí para allá a fin de responder a las llamadas urgentes. Mientras está en tu casa, pide al técnico consejos sobre los sistemas de calefacción y refrigeración. A la mayoría les gusta hablar de su trabajo y suelen dar sugerencias.