Tecnología

Qué hacer si se te moja el móvil

Qué hacer si se te moja el móvil

Autor:

Nos puede pasar a todos, pero ¿sabes qué hacer si se te moja el móvil? Te damos las claves para intentar que vuelva a funcionar. 

El día menos esperado tu teléfono móvil puede quedar empapado de agua y ¡horror! no sabemos qué hacer para salvarlo. Un vaso de agua que se cae en el peor lugar, una tonta caída en un charco o una caída dentro del lavabo son situaciones en las que tu móvil se puede mojar con facilidad. Si no hemos podido evitar ninguna de estas situaciones con estas pautas si sabrás qué hacer si se te moja el móvil.

Salva la batería

Es la pieza más importante de nuestro teléfono y sufre fobia al agua. Lo primero que debemos hacer es quitarla y secarla lo más rápido posible. De esta manera evitaremos cortocircuitos y tendremos alguna posibilidad de que nuestro teléfono vuelva a ser el de siempre.

Seca cada una de las partes

Si hemos quitado la batería y la hemos secado ahora es el momento de ir secando una a una cada parte de nuestro teléfono móvil. Para ello lo más seguro es utilizar papel de cocina o un trapo que absorba bien cada gota de agua. No es aconsejable utilizar un secador, pues el calor que genera puede estropear alguno de los componentes de nuestro teléfono móvil. Algunos expertos aconsejan dejarlo cerca del ventilador del ordenador o el del televisor, puesto que emite aire poco caliente, durante varios días.

Y el mito del arroz... ¡cierto!

Aunque hayamos puesto todo nuestro empeño en secar nuestro teléfono móvil es muy posible que quede humedad residual. Para eliminarla por completo lo mejor es recurrir al acertado mito del arroz. Para ello prepara una taza de arroz y mete las diferentes partes del móvil en su interior, que queden todas bien cubiertas, y déjalas en su interior durante 24 horas.

Algunas cosas que debemos saber...
  • Si se nos moja el móvil en agua salada, antes de secarlo, deberemos limpiarlo a conciencia para quitar el salitre. 
  • Las garantías no cubren los daños por agua. Los teléfonos móviles incorporan un sensor de daño por agua que el servicio técnico puede ver con facilidad, así que será casi imposible “colarsela” a los de la garantía.