Árboles

Higuera

Higuera

Autor:

La higuera es un árbol de porte pequeño que requiere pocos cuidados y atenciones, pero que a finales de verano nos dará todo el dulzor de sus frutos: los higos

Nombre común: Higuera

Nombre científico: Ficus carica 

Origen: Asia, Mediterráneo

Familia: Moraceae

Floración: Principios de primavera

Fructificación: Finales de verano

Fruto: Higo

Ubicación: A pleno sol

Descripción

La higuera es un árbol de porte pequeño, que se asemeja más a un arbusto, aunque puede alcanzar hasta los diez metros de altura. Sus hojas largas y profundamente lobuladas hacen que la higuera destaque entre el montón. Prosperan bien en macetas variedades como la Ficus carica Brown Turkey y restringiendo sus raíces impedirás que se formen demasiadas ramas en lo alto a expensas de los frutos. 

Cuidados

Compra la higuera en primavera y plántala en un macetón de compuesto a base de tierra. Riégalas con regularidad y abónalas con fertilizante líquido para tomateras mientras se estén formando los frutos, aunque si están plantadas en la tierra no hará falta abonar más allá de un abono orgánico. Ayuda a la planta a mediados de primavera mezclando un poco de fertilizante granulado de liberación lenta con el compuesto. 

La higuera es realmente resistente tanto a las altas como a las bajas temperaturas y aguanta muy bien la sequía. Sin embargo, la humedad excesiva y las fuertes lluvias pueden perjudicar la calidad de los higos. En cuanto a plagas y enfermedades sus principales problemas son la cochinilla, las podredumbres y la mosca del higo. Se puede reproducir facilmente por esquejes y necesita una poda de limpieza periódico, aunque será en enero cuando quitaremos las ramas más altas. 

Cosecha

Los primeros higos aparecen a principios de primavera en forma de pequeños brotes redondos sujetos a la rama desnuda. Se irán hinchando a lo largo de la primavera y verano, y estarán listos para su consumo a finales de verano. Después de la primera cosecha aparecerá una nueva remesa de embriones. En los países cálidos, esos frutos se tornarán carnosos y jugosos pero en climas más frescos deberás prestarles cuidados invernales para que maduren. 

La higuera en invierno

Los higos jóvenes que se forman en verano no madurarán en el exterior en climas frescos. Entra la maceta a un invernadero o una galería fresca, donde los frutos puedan seguir madurando. Si no tienes espacio, arranca los frutos de la rama para impedir que se pudran a lo largo del invierno e infecten la planta.