Árboles

Características y cultivo del almendro

Características y cultivo del almendro

Autor:

El almendro es un árbol de pequeña envergadura que conquista por sus flores en invierno y sus ricos frutos. 

Nombre común: almendro

Nombre científico: Prunus dulcis

Familia: Rosaceae

Origen: Asia

Ubicación: Exterior

Luz: Luz directa del sol

Temperatura: Clima templado, aunque pueden aguantar temperaturas bajas.

Riego: moderado

Descripción del almendro

El almendro es un árbol que, en su edad adulta, cuenta con un tronco marrón de corteza agrietada muy característico y puede alcanzar entre los tres y cinco metros de altura. Sus hojas son de tipo lanceolado, largas, estrechas y puntiagudas de un verde intenso y salen tras la floración invernal. 

Sus ramas, se llenan a finales de invierno de unas hermosas flores de cinco pétalos en tonos blancos o rosados, de las que luego saldrán los frutos y sus semillas (que son las almendras que nos comemos después). El almendro florece en invierno, entre finales de enero y febrero (dependiendo del clima), y el fruto se recolectará nueve meses después. Dependiendo de su floración, así será la cosecha de ese año. A más flor, más frutos. 

Cuidados del almendro

El almendro es un árbol muy resistente y no requiere muchos cuidados para crecer, aunque si necesita de climas cálidos, ya que no tolera muy bien el frío ni las heladas. A cambio, el almendro puede resistir periodos de sequía. Prefiere los suelos sueltos o ligeramente arenosos, ya que los suelos pesados o mal drenados no ayudan a la expansión de sus raíces. Normalmente, el almendro se reproduce mediante injertos. 

Las plagas y enfermedades más comunes del almendro son: la orugueta, la polilla defoliadora, los pulgones, los barrenillos, los antónomos, las cochinillas, el tigre del almendro o el gusano cabezudo.

Las almendra, fruto lleno de vida

Frutos secos, propiedadesPropiedades de las almendras
La almendra es uno de los frutos secos con mayor aporte de vitamina E, una vitamina deficitaria en nuestra dieta y que ejerce un valioso papel antioxidante, previniéndonos del envejecimiento y de las enfermedades degenerativas.