Arbustos

Hortensia

Hortensia

Autor:

Son los arbustos de exterior más floríferos y agradecidos de la cornisa cantábrica. Requieren entornos sombríos y frescos y la tierra ha de ser ácida y estar continuamente húmeda.

Nombre común: Hortensia

Nombre científico: Hydrangea Macrophylla

Origen: Japón y Corea

Familia: Saxifragáceas (Saxifragaceae)

Ubicación: Exterior

Floración: Primavera

Luz: Zona sombría y húmeda

Temperatura: 15-18ºC

Riego: Procurad que la tierra siempre esté húmeda

Abono: Cada 15 días en primavera y verano con abono para plantas acidófilas. Si sufre clorosis le aportaremos quelatos de hierro

Descripción de la hortensia

Las flores de hortensia, tanto en sus variedades azules, rojas, rosas o blancas, son tan llamativas que esta planta es forzada en invernaderos y puesta a la venta en primavera llena de flores a modo de planta de interior. El color de las flores depende de las distintas variedades y, por ejemplo, una variedad roja o blanca nunca podrá dar flores azules. 

Puede ocurrir que una variedad azul, por no tener tierra ácida, produzca flores rosas. En este caso, añadiendo a la tierra hierro en forma de quelato asimilable por la planta conseguiremos que aflore el color original de la variedad, es decir, el azul.

Temperatura ideal para la hortensia

Requiere lugares frescos, ya que las altas temperaturas la deshidratan con facilidad y hacen que su floración sea más corta, por lo que resulta necesario mantener la tierra completamente húmeda. El riego debe ser abundante, nunca ha de faltar agua en el platillo de la base. Evitar encharcamiento.

Consejos para cultivar la hortensia

Una vez pasada la floración en interior, poda las flores marchitas y trasplanta la mata a un tiesto de barro utilizando un sustrato para plantas de tierra ácida. Sácala al exterior después de la floración en verano, a un entorno fresco y sombrío, abónala y en un par de meses volverá a florecer.