Arbustos

Avellano

Avellano

Autor:

El avellano es un arbusto que proporciona ricos frutos que florece en primavera y cuyos frutos tarde de siete a ocho meses en madurar.

Nombre común: Avellano

Nombre científico: Corylus avellana

Origen: Asia, Grecia

Familia: Betulaceae

Floración: Principios de primavera

Fructificación: Otoño 

Fruto: Avellana

Ubicación: Climas templados

Descripción

El avellano es un arbusto que puede alcanzar entre los dos y los cinco metros de altura, con hojas grandes de color verde amarillento. Este arbusto se caracteriza por tener flores masculinas, cilíndricas y escamadas, y flores femeninas agrupadas en ramilletes dónde nacerán las avellanas

Cuidados

El avellano se cosecha en climas templados, dónde la temperaturas mínimas no sean inferiores a -8ºC. No es muy exigente en cuanto al suelo, aunque prefiere que sea poco profundo y fresco, evitando los terrenos arenosos o arcillosos. El avellano, por otro lado, es muy sensible a la sequía provocando la caída prematura del fruto.

A la hora de abonar el avellano debemos tener en cuenta que es necesitará más calcio que potasio y fósforo, y tendremos que tener especial precaución si es un terreno alcalino. Respecto a los riegos, hay que tener en cuenta que no soporta la sequía y que sus necesidades serán mayores en la época de crecimiento.

Plagas y enfermedades

El avellano puede ser atacado por una amplia gama de plagas y enfermedades. Entre las más comunes se encuentran las chinches, pulgones o polilla de las yemas. En cuanto a enfermedades puede afectarle el oídio, la podredumbre o los líquenes

Cultivo y poda

Para plantar un avellano utilizaremos un sustrato de plantación y bastará con realizar un agujero en la tierra dónde queramos instalarlo. Cuando vayamos a podar el avellano no podemos olvidar que es un arbusto, así que seguiremos el calendario de poda dedicado a ellos y pensando en estimular su crecimiento cada año.