Arbustos

Camelia, características y cuidados

Camelia, características y cuidados

Autor:

La camelia es un arbusto de grandes flores de color rosado, rojo y blanco. A continuación te damos todas las características y cuidados de la camelia.

Nombre común: Camelia, camelio

Nombre científico: Camellia japonica

Familia: Teaceae

Origen: Asia

Ubicación: Exterior

Luz: Prefieren la sombra o semisombra

Temperatura: climas cálidos con mínimas de hasta 12ºC

Riego: constante en verano y moderado en invierno

Abono: Después de la floración

Descripción de las camelias

La camelia es un arbusto de origen asiático que llegó a Europa en el siglo XVI. Se caracteriza por sus flores solitarias de colores rosas, rojos o blancos que carecen de fragancia y sus hojas son de color verde oscuro. Actualmente se conocen más de 3.000 variedades de camelias, que pueden alcanzar entre los dos y cinco metros de altura y se plantan tanto en macetas como en jardines.

Cuidados de las camelias

Aunque soporta temperaturas de hasta 12ºC, no tolera las altas temperaturas ni la falta de humedad. Prefiere los climas cálidos y alejados de las corrientes. Normalmente se colocan en semisombra o sombra, aunque hay variedades que pueden crecer a pleno sol siempre que tengan humedad. 

Le gustan los suelos húmedos pero bien drenados y con abundante materia orgánica, de naturaleza ácida o neutra, nunca calcáreo. El riego debe ser abundante en verano y moderado en invierno y se le puede añadir un abono específico para camelias y hortensias que aporte "ácido" y evite la clorosis férrica en época de crecimiento. Se multiplica por esquejes leñosos desde finales de verano hasta principios de otoño.

Plagas y enfermedades de las camelias

Puede verse afectado por el pulgón, la cochinilla y la araña roja. En cuanto a las enfermedades pueden producirse moteados en las hojas, producidas por los hongos; manchas plateadas, producidas también por los hongos; manchas amarillas en las hojas, producidas por la falta de hierro o manchas en los pétalos, producidos por otro tipo de hongos. Para combatir todos los hongos será necesario utilizar un fungicida.

La caída de los capullos antes de abrirse la flor puede deberse a un mal abonado, a destiempo, o por cambios de la temperatura. Además, demasiado sol puede producir quemaduras en las hojas o manchas en las flores.

Poda de las camelias

La poda de limpieza se realiza en invierno eliminando las ramas secas, enfermas o muertas. Además, aprovecharemos para quitar todas aquellas ramas que están mal orientadas o cruzadas, así como rebrotes que surjan del pie del arbusto.

Por otro lado, la poda de floración se realiza en primavera tras la floración. Corta las yemas laterales para que surjan nuevos brotes al año siguiente. Si prefieres flores grandes, donde veas muchos brotes pódalos dejando uno solo en el mes de noviembre.