Arbustos

Variedades de cornejos

Variedades de cornejos

Autor:

Tenemos tres variedades de cornejo en las que podemos apreciar que lo más decorativo de este arbusto es la corteza, los brotes que quedan completamente desnudos durante el invierno.

Si vivís en una zona fría donde los inviernos son largos y tristes, una buena idea para alegrar los jardines es utilizar un arbusto llamado cornejo. Podremos hacer distintas combinaciones utilizando los colores que nos aportan cada una de las variedades.

Variedades de cornejosPara plantar los cornejos prepararemos una zona del jardín, y lo primero que haremos es levantar el césped. Una vez retirada la capa superficial de césped voltearemos la tierra.

Paso 2 - Variedades de cornejosTras voltearla, desmenuzamos bien la tierra con la azada para proceder a la plantación, pero primero tendremos que incorporar un sustrato específico que va a aportar, además de nutrientes, materia orgánica para favorecer el arraigo de los cornejos. Repartimos el substrato por toda la superficie con un rastrillo.

Paso 3 - Variedades de cornejosVamos a plantar tres unidades de otras tantas variedades. Concretamente, las variedades son las siguientes: el Cornus Sanguinea "Winter Flame" o llama de invierno, con una coloración de la corteza que varia entre los tonos amarillentos, naranjas y rojos pálidos con un efecto de llama realmente bonito. 

Otra de las variedades con los tallos completamente rojos es el Cornus Alba "Elegantissima", un cornejo que en invierno adquiere unos colores rojizos en los tallos jóvenes también muy decorativos Y contrastando con los colores naranjas y rojos de las variedades anteriores, tenemos el Cornus Stolonifera "Flaviramea" que tiene una coloración en unos tonos verde amarillentos y nos va a permitir realizar una composición alegre y colorista de cara al invierno.

Paso 4 - Variedades de cornejosEn primer plano de la plantación ponemos los Winter Flame por su espectacular efecto llama que además contrastarán con los Elegantissima, colocados en un segundo plano. En el fondo de la composición pondremos los Flaviramea

No olvidéis que los cornejos requieren zonas húmedas y si están en zonas frías conseguiremos que los colores de la corteza sean más llamativos, más decorativos. La poda, que realizaremos en el mes de febrero, consiste en rebajarlos a 20 cm, de esta forma favoreceremos el desarrollo de nuevos brotes que aportarán color intenso en invierno.