Arbustos

Galán de noche o Cestrum nocturnum

Galán de noche o Cestrum nocturnum

Autor:

El galán de noche, también conocido como cestrum nocturnum o dama de noche, es un arbusto que se caracteriza sobre todo por su aroma durante las horas finales del día. Vamos a conocer sus cuidados.

Nombre común: Cestrum, galán de noche, dama de noche

Nombre científico: Cestrum nocturnum

Familia: Solanaceae

Origen: América

Ubicación: Exterior 

Luz: Sol o sombra parcial

Temperatura: templado-cálido

Riego: el suelo deberá estar ligeramente húmedo sin encharcarse

Abono: Fertilizante líquido rico en hierro cada 15 días en primavera y verano

Descripción del galán de noche

El galán de noche es un arbusto de hastas cinco metros de alto, con hojas ovaladas y unos pecíolos largos. Sus inflorescencias, de color blancas, amarillas o verdosas, se presentan en forma de racimos cortos de flor abundante, que se caracterizan por su fragancia nocturna. Su fruto, un baya globosa, es de color blanco y contiene las semillas de su reproducción. El galán de noche florece desde finales de primavera a verano y se puede plantar de forma aislada o en jardines.

Cuidados del galán de noche

El galán o dama de noche se situa en sol o sombra parcial, ya que si la plantamos en sombra será difícil que de flores. Le gustan los climas suaves, donde los inviernos no sean especialmente fríos, ya que no resiste las heladas. Sobre el riego, deberá ser más intenso en maceta, y aún así intentaremos mantener el sustrato ligeramente húmedo, pero sin encharcar ya que un exceso de riego podría favorecer el amarilleamiento de las hojas y la aparición de motas marrones. Durante el año podemos abonarlo con un abono de liberación lenta y en época de flor con un fertilizante líquido

Poda del galán de noche

El galán de noche debe podarse a finales del invierno para favorecer su floración en primavera y verano.