Plantas

Ficus benjamina

Ficus benjamina

Autor:

Conoce toda la información del ficus benjamina o matapalo, un clásico de las plantas de interior. 

Nombre común: Ficus benjamina, Matapalo

Nombre científico: Ficus benjamina

Familia: Moráceas (Moraceae)

Origen: Sur y sudeste Asiático

Ubicación: Interior

Luz: Zonas muy luminosas pero sin sol directo

Temperatura: 13-24ºC

Riego: 2 veces por semana en verano y cada 8 días en invierno

Abono: En primavera-verano abonar cada 15 días con fertilizante líquido para plantas verdes

Descripción

Es un árbol de gran porte, con hojas brillantes de pequeño tamaño, que se adapta perfectamente al cultivo en interior. Como planta de interior es muy común y fácil de cultivar. Hoy en día existen muchas variedades de Ficus benjamina con hojas de colores y matices distintos y también se suelen trenzar o realizar formas curiosas uniendo los tallos de estos ficus. El tronco trenzado o esculpido añade por tanto interés ornamental a su verde y luminoso follaje.

Luz

Es una planta exigente en cuanto a luz, por lo que le destinaremos un lugar luminoso dentro de la casa. La falta de luz puede provocar la pérdida de hojas, pero una vez superado el cambio emitirá nuevas hojas más adaptadas a situaciones algo más sombrías.

Riego

Los riegos deben ser generosos durante el crecimiento y se reducirán durante el invierno. Hay que evitar encharcar la tierra y también que ésta se seque completamente, ya que ambos extremos también inciden en la caída de las hojas.

Consejos

Según va creciendo el ficus, si vemos que va quedando fuera de escala en su emplazamiento optaremos por pinzar o podar los tallos más largos, provocando la aparición de nuevos brotes que aportan densidad y brillo a la planta.

Para mantener el color brillante y sano de las hojas es importante abonar la planta cada 15 días durante el período de crecimiento, incorporando abono líquido en el agua del riego, según la dosis indicada en el producto. Esto contribuye a activar el verdor de las hojas.