Plantas

Orquídea mariposa

Orquídea mariposa

Autor:

La orquídea mariposa es originaria de los bosques tropicales húmedos, donde crece en la copa de los árboles. Hoy en día es una orquídea muy popular, existiendo muchos híbridos con flores de distintos colores. 

Nombre común: Orquídeas Mariposa

Nombre científico: Orquidea phalaenopsis

Origen: Asia y Norte de Australia

Familia: Orquidáceas (Orchidaceae)

Ubicación: Interior

Floración: 2-3 veces al año

Luz: Mucha luz evitando el sol directo

Riego: Vaporizar agua al menos dos veces al día manteniendo el ambiente siempre húmedo

Abono: Fertilizante líquido especial para orquídeas en el agua de vaporización.

Descripción

Estas joyas de la naturaleza son plantas epifitas, es decir, son plantas que se caracterizan por crecer sobre otro vegetal, pero no son plantas parásitas: simplemente lo utilizan como guía o tutor. Como no necesitan tierra para crecer, sus raíces aéreas se mantienen totalmente al descubierto y se conservan captando la humedad ambiental.

La transparencia de los recipientes en las que se planta permite que las raíces tengan la luz necesaria para facilitar el cultivo de esta orquídea, ya que sus gruesas raíces pueden realizar la fotosíntesis requiriendo para ello algo de luz. Tienen una mata de tres o cuatro hojas de las que puntualmente emerge un tallo floral que se arquea y llena de llamativas y grandes flores.

Luz

Los Phalaenopsis son muy exigentes en cuanto a luz. Una vez que se pase la floración, colocaremos la planta al pie de una ventana, evitando el sol directo sobre todo en invierno, ya que la incidencia del sol a través de la ventana crea un efecto lupa que quema las hojas.

Riego

La regaremos habitualmente, dejando que drene bien el exceso de agua y retirando el exceso de agua del platillo.

Humedad

Requiere mucha humedad ambiental, por lo que la pulverizaremos muy frecuentemente y a ser posible a diario, pero sólo las hojas, nunca las flores, que quedarán estropeadas por las manchas que producen las gotas de agua sobre sus pétalos.

Consejos

Los Phalaenopsis son muy adecuados para jarrones de cristal. Se llena la mitad del jarrón con cantos rodados y la otra mitad con tierra para orquídeas compuesta de gruesos trozos de corteza de pino. Se planta la orquídea, y gracias a la luz que se filtra a través del cristal se activa el crecimiento de las nuevas raíces y, en consecuencia, aparecen las nuevas hojas y tallos florales. Mantendremos siempre dos o tres dedos de agua en la base del jarrón, sin estar en contacto directo con las raíces, y la colocaremos cerca de una ventana.