Plantas

Ciclamen

Ciclamen

Autor:

El ciclamen es una planta bulbosa originaria de los bosques mediterráneos, donde crece a la sombra de los árboles durante el invierno. 

Nombre común: Ciclamen

Nombre científico: Cyclamen

Familia: Primuláceas

Origen: Regiones mediterráneas orientales

Ubicación: Interior  y exterior si se protege de las lluvias y heladas

Floración: Invierno

Luz: De luminoso a muy luminoso

Temperatura mínima: 0-2 ºC,

Temperatura ideal: 13-18 ºC

Riego: Moderado

Abono: Abono de floración

Descripción del ciclamen

Con los primeros calores se marchitan las hojas y el bulbo queda latente en el suelo hasta el otoño siguiente. Es una planta de de ciclo invernal, por lo que podemos deducir que el exceso de calor y sol son mortales para el cyclamen.

Atendiendo a los cuidados básicos, el ciclamen puede estar en plena floración durante todo el invierno. Existen distintas variedades de ciclamen dependiendo del tamaño que alcancen, pudiendo encontrar unos realmente pequeños y progresivamente mayores, con hojas y flores de distintos tamaños.

Luz para ciclamen

Le destinaremos un lugar en nuestro hogar muy luminoso, evitando las zonas con más calor de la casa, ya que el exceso de calor hace que la planta finalice su ciclo antes, reduciéndose la vida ornamental del cyclamen. Lo ideal es ubicarla junto a una ventana orientada al norte, para que reciba mucha lluz, pero nunca sol directo.

Temperatura del ciclamen

Si quieres que tu ciclamen te dure muchos meses en flor en casa, evita ponerlo en el lugar más caluroso del hogar y al atardecer sácalo al exterior, ponlo a pie de una ventana abierta o en un balcón donde esté al abrigo de posibles heladas o lluvias copiosas. Si no quieres realizar esta acción a diario, durará más si lo dejamos en un exterior al resguardo y lo metemos en casa en ocasiones especiales.

Riego del ciclamen

El riego ha de ser moderado, ya que un exceso de humedad en la tierra provocará podredumbres en el bulbo y tallos, lo que supondrá un decaimiento irreversible. Si se deja secar la tierra, el ciclamen quedará mucho más mustio por deshidratación, por lo que lo ideal es mantener el sustrato siempre húmedo, pero eliminando los excedentes de agua del platillo tras cada riego. El mejor método es el riego por inmersión, pero evitando mojar el tubérculo.