Plantas

Estreptocarpo

Estreptocarpo

Autor:

El estreptocarpo es una pequeña planta de interior cuyo interés reside principalmente en la belleza de sus flores

Nombre científico: Streptocarpus sp.

Origen: Sudáfrica

Luz: luminoso, evitando el sol directo

Temperatura ideal: 18-23 ºC

Temperatura mínima: 7-9 ºC

Riego: mantener sustrato húmedo en verano y más seco en invierno.

Fertilización: pc. cada dos semanas; pd. cada mes y medio.

Descripción

La planta está compuesta por una roseta de hojas largas, nervadas y de porte arqueado, similar al de las prímulas. Estas hojas suelen ser frágiles y tienden a quebrarse con facilidad, por lo que manipularemos el estreptocarpo con cuidado para no dañar las hojas.

La flor puede aparecer en cualquier época del año y está compuesta por un tallo floral en cuya coronación aparecen las llamativas flores con forma de trompeta, siendo los colores mas habituales el morado lavanda y el rosa. No crea un gran sistema radicular, por lo que no requiere ser trasplantado, pero para potenciar una prolongada floración agradece ser abonado mensualmente.

Cuidados

El estreptocarpo agradece lugares con mucha luz infiltrada pero sin sol directo. La luz es necesaria para activar una prolongada floración. Crece mejor con una temperatura templada y constante.

Los riegos han de ser moderados durante el verano, no dejando que la tierra llegue a secarse entre riego y riego, pero durante el invierno reduciremos el riego, esperando a que la parte superior de la tierra llegue a secarse para volver a regar.

Consejos

Si el estreptocarpo está contento y tiene suficiente luz, puede ser que tras la flor aparezca un fruto con forma de espiral donde están guardadas las semillas. Este fruto quitará fuerza a la planta, por lo que, en cuanto veamos que una planta empieza a marchitarse, quitaremos el fruto desde la base. Cuidado con las pulverizaciones, ya que si mojamos las flores éstas pueden deslucirse por la aparición de manchas provocadas por las gotas.