Plantas

Rudbeckia

Rudbeckia

Autor:

Las rudbeckias son plantas vivaces con flores muy llamativas parecidas a las margaritas. Sus hojas basales (salen a ras del suelo) son ásperas y en forma de lanza. Esta planta florece durante todo el verano hasta mediados de otoño.

Nombre común: Rudbeckia

Nombre científico: Rudbeckia Hirta

Familia: Asteráceas (Asteraceae)

Origen: Norteamérica

Ubicación: Exterior, climas templados

Floración: Verano-otoño

Luz: Sol o semisombra

Riego: Frecuente, suelo siempre húmedo

Descripción

Los tallos, largos y erguidos, alcanzan los 50-90 cm. de altura y las flores son grandes, con pétalos de color amarillo-dorado o naranja brillante que atraen con mucha frecuencia a las mariposas. También existe una variedad de rudbeckia morada (Equinácea, Echinacea purpurea). El receptáculo (zona central) es abultado, cónico y de color marrón púrpura.

Luz y riego

A la rudbeckia le gusta mucho la luz del sol, aunque puede estar también en semisombra. Crece mejor en climas templados y resiste las heladas suaves. Es una planta que necesita bastante humedad, pero no soporta bien los encharcamientos, por lo que deberá estar sobre un suelo húmedo pero bien drenado. Una vez asentadas toleran también las sequías.

Consejos

Para prolongar la floración hay que cortar las flores una vez se han marchitado.

Se multiplica por semillas, en la época de invierno a primavera. Las semillas germinan en 2-3 semanas a una temperatura constante de 15-16 ºC.

Dado que es una planta vivaz, se marchitará al llegar las primeras heladas pero volverá a florecer la siguiente temporada. En invierno es recomendable proteger las raíces del frío con un acolchado.