Plantas

Alocasia amazónica

Alocasia amazónica

Autor:

La alocasia amazónica es una planta de interior con hojas de gran tamaño, con matices blanquecinos que dibujan la nervadura de la hoja en su parte superior.

Origen: Sudamérica, selvas tropicales lluviosas 

Luz: muy luminoso, nunca sol directo 

Temperatura ideal: 20-25 ºC 

Temperatura mínima: 0-6ºC 

Riego: abundante, evitar encharcamiento 

Fertilización: pc. cada 3 semanas; pd. cada 2 meses

Descripción

Con matices blanquecinos que dibujan la nervadura de la hoja en su parte superior, la alocasia amazónica tiene la parte inferior de color granate oscuro, lo cual concede a esta planta majestuosidad y singularidad indiscutibles. Se trata de una planta que tiende a abrirse arqueando los tallos ligeramente, por lo que requiere un lugar amplio con fondo neutro para enfatizar su interés ornamental.

Cuidados

La alocasia amazónica requiere exposiciones muy luminosas evitando el sol indirecto, que de incidir sobre la planta a través del cristal provocará quemaduras en las hojas restándole valor ornamental. Al igual que la mayoría de las plantas de hoja grande, la alocasia amazónica requiere riegos abundantes

Es aconsejable mantener la tierra continuamente húmeda ya que en su hábitat de origen viven en zonas pantanosas. Sus hojas también agradecen ser rociadas con agua. No tolera los fríos, siendo aconsejable mantenerla a una temperatura constante de entre 18-25ªC.

Consejos

Según vayan marchitándose las hojas de la alocasia, perdiendo su brillo e intensidad y empezando a amarillear, es aconsejable cortarlas limpiamente desde la base. De esta forma estaremos incidiendo en la aparición de nuevas hojas.

Para lograr que sus nuevas hojas alcancen el tamaño deseado, además de mantener siempre la tierra húmeda, añadiremos al agua de riego una vez a la semana la dosis adecuada de abono líquido. Gracias al abono, el tamaño y el brillo de las alocasias será el adecuado.