Plantas

Ficus pumila, descripción y cuidados

Ficus pumila, descripción y cuidados

Autor:

Ficha del ficus pumila con toda la información de los cuidados necesarios para su mantenimiento.

Nombre común: Ficus pumila

Nombre científico: Ficus pumila

Origen: Zonas tropicales

Luz: Muy luminoso

Temperatura ideal: 16-21 ºC

Temperatura mínima: 3-6 ºC

Riego: pc. húmedo; pd. dejar secar entre riegos.

Fertilización: pc. cada 3 semanas; pd. cada 2 meses.

Descripción del ficus pumila

El género Ficus es muy extenso, destacando principalmente los ficus de porte arbóreo. Sin embargo, el Ficus Pumila es una planta trepadora de hojas pequeñas y tallos débiles que en su hábitat originario trepan sobre diferentes soportes, como troncos de árboles o paredes rocosas.

Al tratarse de una planta rastrera y trepadora puede ser utilizada indistintamente como planta de porte colgante o tapizando la base de otras plantas de interior como cubresuelos.

Cuidados del ficus pumila

Es una planta de sotobosque, por lo que no es muy exigente en cuanto a luz. Su máximo crecimiento se consigue con temperaturas constantes alrededor de los 20 ºC, pudiendo soportar en exterior y debidamente aclimatados temperaturas que rondan los 0 ºC.

Durante el crecimiento es importante que no se le seque la tierra, regando regularmente, pero evitando los encharcamientos. En invierno, sin embargo, han de reducirse los riegos, pues la planta cesa su actividad. Requiere humedad ambiental alta, por lo que hay que pulverizar sus hojas con agua tibia regularmente.

Consejos para el cultivo del ficus pumila

Si vives en una zona de clima templado y húmedo, como las costas de Galicia, Asturias, Cantabria, Cádiz y Gerona, prueba a plantarla contra un muro exterior orientado al norte. Una vez que arraigue, comenzará a crecer cubriendo toda la pared con sus características pequeñas hojas verdes con formas de corazón. Pueden llegar a sobrevivir a temperaturas mínimas de -5 ºC.