Plantas

Kalanchoe, descripción y cuidados

Kalanchoe, descripción y cuidados

Autor:

Existen muchas especies de kalanchoes, todas ellas caracterizadas por su resistencia, pero a la vez la especie más resistente sea el Kalanchoe blossfediana con sus particulares hojas carnosas y su colorista y abundante floración.

Nombre común: Kalanchoe

Nombre científico: Kalanchoe blossfediana

Origen: zonas tropicales de ?frica

Familia: Crasulaceae

Ubicación: lugares soleados

Luz: de luminoso a muy luminoso

Temperatura ideal: 16-21ºC

Temperatura mínima: 4-7ºC

Riego: pc. de moderado; pd. dejar secar capa superficial entre riegos

Fertilización: pc. cada mes; pd. cada tres meses

Descripción del kalanchoe

Es una planta crasa, con hojas carnosas que actúan como reserva de agua dándole resistencia ante la sequía. Los kalanchoes florecen en primavera, pero habrás observado que en las floristerías y centros de jardinería siempre hay kalanchoes en flor, y esto es debido a que los viveristas alteran las horas de luz del cultivo del kalanchoe emulando una primavera, lo que induce a la floración.

Existen diversas variedades con flores de color rosa, rojo, amarillo, blanco y naranja. Esta amplia gama de colores hace que sea una planta de flor muy popular y fácil cultivo.

Cuidados del kalanchoe

El kalanchoe requiere lugares luminosos, incluso con sol directo. Si el sol incide directamente sobre un kalanchoe cultivado en vivero, observarás que las hojas se oscurecen adquiriendo tonos cobrizos. Si no tiene suficiente luz es posible que se pierda la floración.

Al tratarse de una planta crasa con sus propias reservas de agua en las hojas no requiere muchos riegos; hay que dejar secar el sustrato parcialmente entre riego y riego.

Consejos del kalanchoe

Si vives en una zona mediterránea seca y sin riesgos de heladas puedes plantar el kalanchoe en el exterior, al abrigo del sol directo. Tras la floración, se trasplanta y se puede sacar a la terraza o al balcón protegiéndola del sol, del exceso de agua y de las heladas, y todas las primaveras volverá a florecer. Hemos observado que los kalanchoes suelen crecer muy bien en el exterior contra una fachada de la casa protegida por un alféizar.