Plantas

Cactus injertado

Cactus injertado

Autor:

Los cactus injertados son una de las plantas pequeñas de interior más saladas que podemos encontrar. ¿Quieres conocerlo todo sobre ellos?

Nombre común: Cactus injertado

Nombre científico:Gymnocalycium mihanovichii

Origen: México

Familia: Cactáceas

Ubicación: Interior

Luz: de luminosos a muy luminoso, nunca sol directo

Temperatura mínima: 2ºC

Temperatura ideal: 18-24 ºC

Riego: Moderado; pd. dejar secar capa superficial entre riegos

Fertilización: pc. cada mes; pd. cada tres meses

Descripción

La planta está compuesta por dos partes: la base la constituye un tallo verde de una variedad de cactus sobre la que se injertan los globos rojos, amarillos, naranjas y rosas del Gymnocalycium. No alcanzan gran tamaño y normalmente en los globos coloristas de la parte superior aparecen nuevos hijuelos, lo que le confiere un aspecto muy original y decorativo.

Se puede cultivar en asociación con otros cactus, pero es mejor plantarlos individualmente en tiestos pequeños y gruesos de barro cocido. Sobre el sustrato podemos colocar un poco de gravilla, lo que le dará estabilidad a este pequeño cactus que a veces tiende a inclinarse por el peso que supone el globo superior. 

Cuidados

Necesitan mucha luz, pero al contrario que otros cactus que crecen bien con el sol directo, un exceso de sol sobre los injertados podrán dañar el globo superior de delicados colores. Como todos los cactus, requiere pocos riegos, dejando seca la tierra entre riego y riego, y agradece ser abonado con abono especial para cactus. 

Consejos

Si sois personas curiosas y aficionadas a la jardinería podréis intentar injertar estos cactus vosotros mismos. Esquejad primero un cactus de tallo verde cortando trozos de unos 10cm, dejar secar las heridas y colocarlos en tierra. Cuando éstos hayan enraizado, realizamos una pequeña incisión en la parte superior y colocamos un hijuelo que habremos extraído del globo superior de un cactus que tengamos ya injertado. Simplemente nos aseguraremos de que queden unidos ambos, y con el paso del tiempo se soldarán obteniendo nuestros propios cactus injertados.