Plantas

Culantrillo

Culantrillo

Autor:

El culantrillo es un pequeño helecho compuesto por unas hojas finas y elegantes, de pecílo negro y pequeños y redondos folíolos. 

Nombre común: Culantrillo

Nombre científico: Adiantum raddianum 

Origen: América tropical

Familia: Pteridaceae

Ubicación: Interior o exterior

Luz: de luminoso a muy luminoso, nunca sol directo

Temperatura mínima: 5ºC

Temperatura ideal: 15-20 ºC

Riego: abundante, evitar encharcamientos

Fertilización: pc. cada dos semanas; pd. cada dos meses

Descripción

Es un helecho muy popular debido a su pequeño tamaño y a la frescura que aportan sus hojas. El culantrillo también es conocido por el nombre de hierba de las fuentes y la razón de este nombre residen en que de forma natural suele crecer junto a las fuentes. 

Las continuas salpicaduras de las gotas de agua crean las condiciones óptimas de humedad para que el culantrillo pueda germinar y crecer. Según va creciendo sus raicillas van apoderándose de las superficies rocosas y tienden a expandirse creando grandes matas de culantrillo. Los depósitos de cal que se forman junto a las fuentes de las que emanan las aguas calcáreas también suelen ser colonizados íntegramente por el culantrillo. 

Cuidados

El culantrillo es un helecho que exige luz moderada. Su mayor enemigo es el sol directo unido a la escasez de agua. En estas condiciones, sus jóvenes y frágiles hojas se secan inmediatamente. Es muy exigente en cuanto a agua, hay que mantener el sustrato continuamente húmedo. También exige una alta humedad ambiental, por lo que debe ser pulverizado muy regularmente.  

Consejos

El culantrillo es la planta ideal para adornar un cuarto de baño. Si tu cuarto de baño tiene luz natural, seguramente la ventana dará a un patio o estará orientada a donde no entra sol directo. Al pie de esta ventana coloca un culantrillo, y gracias a los continuos riegos y la humedad aportada por las duchas diarias, el culantrillo crecerá feliz.