Plantas

Corinocarpo levigata

Corinocarpo levigata

Autor:

El corinocarpo es una planta de interior que ha sido introducida en el mercado recientemente debido a su resistencia y rusticidad, y al atractivo variegado de sus hojas.

Nombre común: Corinocarpo, corinicarpo

Nombre científico: Corynocarpus laevigata

Origen: Nueva Zelanda

Luz: de poco luminoso a muy luminoso

Temperatura ideal: 18-24ºC 

Temperatura mínima: 5-9ºC 

Riego: pc. moderado; pd. dejar secar capa superficial entre riegos

Fertilización: pc. cada tres semanas; pd. cada dos meses 

Descripción 

Es una planta de porte erguido que alcanza los dos metros de altura con facilidad, de crecimiento rápido, y con tendencia a ramificar de una forma no excesivamente densa.

Sus hojas son redondeadas y carnosas, actuando como reserva de agua, y, dependiendo de las diferentes variedades, éstas presentan coloraciones diversas. Por ejemplo, variegación en tonos blanco y crema muy peculiares, lo que le confiere al conjunto un aspecto muy luminoso. Las variedades de hoja verde poseen un color verde brillante, también muy decorativo. 

Cuidados 

Es una planta fácil de cultivar, a la que destinaremos un lugar con luz moderada. Las variedades de hojas matizadas en blanco agradecen lugares con más luz, evitando siempre el sol directo. 

Evitaremos encharcar el sustrato, regando moderadamente cuando observemos que la parte superior comienza a secarse. Y agradece ser abonada con frecuencia. Tolera perfectamente los ambientes secos producidos por la calefacción, por lo que no exige ser pulverizada. 

Consejos 

Para realzar la verticalidad, estructura y coloración matizada de sus hojas, podemos plantar en la base del tiesto plantas de porte colgante, como unos potos o hiedras. Elegiremos variedades de estas plantas trepadoras con variegaciones de hoja también en tonos blanco y crema, creando de esta forma un conjunto armónico con planta central y plantas colgantes de la misma coloración.