Plantas

Peperomia o cola de ratón

Peperomia o cola de ratón

Autor:

La peperomia es una pequeña planta de interior compuesta por una roseta de abundantes hojas que alcanzan los diez centímetros de altura.

Nombre común: peperomia, cola de ratón, cola de rata, pimentero 

Nombre científico: peperomia caperata 

Origen: Brasil 

Luz: de poco luminoso a muy luminoso 

Temperatura ideal: 16-21ºC 

Temperatura mínima: 4-7ºC 

Riego: pc. poco; pd. dejar secar capa superficial entre riegos 

Fertilización: pc. cada mes; pd. cada tres meses 

Descripción 

La peperomia es una planta de pequeña de gran atractivo, sobre todo por la marcada nervadura de sus hojas. Éstas pueden tener diversas tonalidades verdes oscuras, siendo la parte superior de la hoja de un color y la parte inferior de color más cobrizo. 

Sus flores se concentran en torno a unas espigas florales erguidas que sobresalen de la roseta de hojas y suelen ser de color blanquecino. El contraste de la verticalidad de las flores blancas en contraposición a la roseta de hojas fuertemente nervadas completa el atractivo e interés de esta pequeña planta de interior. 

Cuidados 

La peperomia no es exigente en cuanto a la luz. Evitando el sol directo crecerá perfectamente en un entorno con luz moderada. La tierra no tiene que estar empapada, por lo que realizaremos riegos moderados dejando secar la mitad superior del sustrato entre riego y riego. Añadiremos abono líquido al agua de riego en primavera y otoño. La peperomia es más exigente en cuanto a humedad ambiental, por lo que es aconsejable pulverizarlo con regularidad. 

Consejos 

Una idea de composición con peperomia puede ser colocar un plato de tiesto de buen tamaño sobre la mesa baja del salón y cubrirlo con gravilla. Sobre la gravilla colocaremos tres pimenteros, cada una de ellas en su tiesto individual de barro. 

Mantendremos siempre un dedo de agua dentro de la gravilla, y esta agua al evaporarse nos aportará la humedad deseada. Recuerda que esta práctica podemos realizarla con todas las plantas exigentes en humedad ambiental.

Foto: Jerzy Opioła