Plantas

Peperomia obtusifolia

Peperomia obtusifolia

Autor:

La peperomia es una planta de interior fuerte y resistente que forma una pequeña mata arbustiva erguida que se cubre de suaves hojas redondeadas de aspecto céreo y carnoso. 

Nombre común: Peperomia

Nombre científico: peperomia obtusifolia

Origen: Sudamérica

Luz: de poco luminoso a muy luminoso 

Temperatura ideal: 16-21ºC 

Temperatura mínima: 4-7ºC 

Riego: pc. poco; pd. dejar secar capa superficial entre riegos 

Fertilización: pc. cada mes; pd. cada tres meses 

Descripción 

Existen diferentes variedades de peperomia dependiendo de los matices de color de sus hojas, pero todas ellas tienen un brillo característico. Aunque la mata al principio se mantenga erguida y muy vertical, los tallos pronto empezarán a inclinarse, lo cual no nos debe preocupar porque es el proceso normal.

Se diferencia de la peperomia caperata por su porte arbustivo y tamaño de hojas. El brillo inherente a la peperomia y el aspecto céreo de sus hojas le dan un aire casi artificial, pudiendo llegar a confundirla con una planta artificial de plástico.

Cuidados 

La peperomia debe su popularidad a lo fácil que resulta su cultivo. Le destinaremos un lugar con mucha luz, pero sin sol directo. Las plantas variegadas son más exigentes en cuanto a la luz, ya que su capacidad para realizar la fotosíntesis es menor. Los riegos tienen que ser moderados. Regaremos la peperomia cuando observemos que la tierra empieza a secarse. 

Consejos 

La peperomia, como muchas otras plantas de interior, podemos utilizarla para cubrir la base de los tiestos de plantas de mayor envergadura. La variedad de hojas color verde-crema de la foto la podríamos asociar por ejemplo con un corinocarpo variegado. 

Si nos fijamos detenidamente veremos que las hojas de estas dos plantas son muy parecidas, solo difieren en tamaño. El corinocarpo tiende a despoblarse en la base, por lo que el hueco que queda podrá ser cubierto por la peperomia.