Plantas

Bambú de la suerte o Lucky bamboo

Bambú de la suerte o Lucky bamboo

Autor:

El bambú de la suerte o Lucky bamboo, en realidad no tienen nada que ver con los verdaderos bambúes, sino con las drácenas (Dracaena deremensis).

Nombre común: Bambú de la suerte o Lucky bamboo.

Nombre científico: Dracaena Sanderiana

Origen: Zonas subtropicales

Familia: Drácenas (Dracaenas)

Ubicación: Interior

Luz: Zonas luminosas

Temperatura: 20 ºC

Riego: Moderado

Descripción:

Recientemente se han popularizado los tallos denominados bambús de la suerte, que en realidad no tienen nada que ver con los verdaderos bambúes, sino con las drácenas (Dracaena deremensis), pues se trata de brotes forzados de esta planta.

En los países subtropicales, de donde es originaria, se cultiva con mucha facilidad y se aprovechan los tallos verdes para ser guiados en espiral, creando formas muy decorativas. Son ideales para la decoración de ambientes modernos.

Luz:

Los brotes con pocas hojas pueden sobrevivir con poca luz, sin embargo, esta no es la mejor manera de asegurar la frondosidad y el crecimiento de la drácena, pues la planta simplemente sobrevive.

Con poca luz, las hojas nuevas son estrechas, débiles y de color verde apagado, y el espacio de tallo entre hoja y hoja es muy largo, lo cual resta resistencia a la planta, que con el tiempo tiende a arqueamientos poco saludables. Por tanto, es aconsejable conceder al Lucky bamboo un entorno luminoso.

Cultivo:

Estos tallos forzados se venden prácticamente sin hojas, con un pequeño brote en el extremo superior y unas pocas raíces en la base, y se suelen colocar directamente en un recipiente con agua, es decir, se cultivan sin tierra.

Pero aunque los brotes de este bambú pueden durar largo tiempo en agua, no es el medio más adecuado para cultivarlos. Es necesario transplantarlos a un recipiente con tierra que permita el desarrollo de nuevas raíces y la nutrición adecuada de la planta para asegurar un correcto crecimiento vegetativo. Si dejamos las raíces en agua, tienden a ennegrecerse y poco a poco sus hojas empiezan a secarse hasta que la planta se seca completamente.

Riego:

Del cultivo de los tallos en agua se puede deducir que es una planta que soporta bien las condiciones de encharcamiento, pero esto no es en absoluto cierto. Los tallos que nos venden sobreviven en el agua, pero una vez plantados en la tierra hay que evitar que la tierra se encharque. Preferiblemente, sólo hay que regar, y moderadamente, cuando detectemos que la tierra ha comenzado a secarse.

Temperatura:

Al igual que la Dracaena deremensis es una planta que requiere temperaturas constantes, en torno a los 20 ºC. Al contrario que otras plantas de interior, es una planta muy adaptable y se desarrolla perfectamente una vez transcurrido un periodo de aclimatación; puede soportar temperaturas inferiores a esos 20 ºC.

Plagas y enfermedades:

En general, esta planta es muy resistente al ataque de plagas, pero un excesivo encharcamiento en condiciones de poca luz provocará con toda probabilidad la aparición de hongos que dañan irreversiblemente hojas, tallos e incluso raíces.