Plantas

Begonia tamaya o bambú

Begonia tamaya o bambú

Autor:

La begonia tamaya o bambú es una variedad arbustiva de begonias originaria de México. Sus flores, en tonos rosas, crecen en forma de racimos. ¡Espectacular! 

Nombre científico: Begonia Tamaya, Begonia Maculata

Nombre común: Begonia Tamaya, Begonia Maculata, Begonia bambú, Begonia corallina

Familia: Begoniaceae

Origen: México

Temperatura: nunca por debajo de los 10º C

Exposición: semisombra

Tipo de suelo: poco exigente

Riego: dejar secar la capa superficial entre riegos

Abonado: cada quince días en primavera y verano

Multiplicación: esqueje de tallo u hoja

Poda: no necesita

Descripción de la Begonia tamaya o bambú

La begonia tamaya o bambú es una planta arbustiva de tallo fuerte que culmina con unas grandes hojas carnosas de color verde brillante y pequeñas manchas blancas.  La begonia bambú suele alcanzar una altura máxima de 40 centímetros y su aspecto es de pequeño arbol, al tener el tallo grueso y pelado de hojas. La copa culmina con unas flores en tonos rosas o rojos que se forman en racimos colgantes y recuerdan a las flores de las begonias Dragon Wing.

Cuidados de la Begonia tamaya o bambú

La Begonia tamaya o bambú es una planta que se puede cultivar tanto en interior como en exterior. Si se cultivan en interior la colocaremos en un lugar bien iluminado, pero nunca a pleno sol. Si, por el contrario, se coloca en el exterior deberemos protegerla del sol directo en las horas principales, buscando un rincón en semisombra. Sin embargo, en la zona norte se puede adaptar al sol.  

Aunque no es muy exigente con la tierra, esta debe estar suelta, bien drenada y rica en nutrientes. El pH deberá situarse entre el 4.5 y el 5, por lo que es también recomendable regarla con agua de lluvia o blanda. El riego se realizará cuando veamos que se ha secado la capa superficial del sustrato, que en periodos de inactividad de la planta será, aproximadamente, cada 10 días. Le gusta la humedad ambiental, pero no hay que mojar las hojas ni las flores. Abonaremos cada 15 días en primavera y verano con un abono líquido acompañando al agua de riego. No necesita poda. 

Por otro lado, se puede multiplican fácilmente por esquejes de tallos o  de hoja, aunque perderá la forma de árbol. Las begonias tamaya o bambú pueden verse afectadas, sobre todo, por nematodos, mosca blanca y hongos.