Plantas

Agérato

Agérato

Autor:

El agérato es una planta de flor que se puede ubicar en el exterior a pleno sol y es muy utilizada en macizos por su floración abundante desde el final de la primavera hasta el otoño.

Nombre común: Agérato, damasquino

Nombre científico:Agertaum houstonianum

Familia: Asteraceae

Origen: México y Perú

Ubicación: Exterior 

Luz: Sol

Temperatura: no resiste ni el frío ni las heladas

Riego: el suelo deberá estar ligeramente húmedo sin encharcarse

Abono: Fertilizante líquido para plantas con flor cada 15 días en primavera y verano

Descripción del agérato

El agérato es una planta anual de porte pequeño, su altura ronda los 30 cm, cuyas flores proliferan desde finales de primavera hasta otoño de forma abundante en colores rosa, azul o blanco. Sus hojas son redondeadas y con una inervación muy marcada. Es una planta que se utiliza en macizos de flores de temporada y combina bien con flores de color amarillo gracias al alto contratase, pero también para crear zonas monocromáticas con flores de color blanco, azul y rosa. 

Cuidados del agérato

Al agérato no le gustan las temperaturas bajas, ni tolera el frío y las heladas. Se adapta a cualquier tipo de suelo, aunque prefiere aquellos que sean fértiles y con buen drenaje. El suelo deberá mantenerse ligeramente húmedo y lo abonaremos cada quince días durante la primavera y el verano. Prefiere las exposiciones al sol, aunque en aquellos lugares más cálidos podrán crecer bien en zonas de media sombra. Es recomendable recortar las flores para estimular la aparición de otras nuevas. 

Plagas y enfermedades, trasplante y multiplicación del agérato

El agérato se multiplica por medio de semillas, que se siembran al comienzo de la primavera. Normalmente le afectan los pulgones y si los riegos son excesivos también pueden llegar a pudrirse las raíces de la planta.