Plantas

Ranúnculos, cuidados para su cultivo

Ranúnculos, cuidados para su cultivo

Autor:

Los ranúnculos son unas plantas bulbosas perennes que puedes cultivar tanto en maceta como en el jardín. ¡Te sorprenderán por su belleza!

Nombre común: Ranúnculo, francesillas

Nombre científico: Ranunculus asiaticus

Familia: Ranunculaceae

Origen: Asia, este del Mediterráneo 

Ubicación: Exterior 

Luz: Sol tamizado o semisombra

Temperatura: mínimas: 1-3ºC máximas: 15-18ºC

Riego: abundantes sin encharcar al principio, moderado después de la primera semana 

Abono: Fertilizante específico cada 20 días

Descripción del ranúnculo

Los ranúnculos son unas plantas de unos veinte centímetros de altura que florecen a finales de invierno y principios de primavera después de ser sembrados en otoño y que estarán en flor hasta verano. Los ranúnculos pueden tener flores blancas, amarillas, naranjas, rosas, rojas y moradas gracias a la hibridación y selección de bulbos. Además, las flores tendrán diferentes tamaños dependiendo de la cantidad de flores que permitamos por tallo, que pueden variar entre cuatro y cinco, ya que si cortamos algunos botones y dejamos solo un par de ellas las flores serán más grandes. Las hojas de los ranúnculos son simples, dentadas y de un color verde oscuro.

Cuidados del ranúnculo

Tras su plantación en otoño, los ranúnculos requieren una cantidad de agua normal para su crecimiento que será más intenso durante la primera semana, aunque sin encharcar la tierra. Después, bajaremos la cantidad de agua y se tratará de un riego moderado durante todo su tiempo de cultivo. Los ranúnculos los abonaremos cada veinte días a partir del primer mes de cultivo. La temperatura ideal para el cultivo de los ranúnculos varía entre los 1-3ºC de mínima y los 15-18ºC durante el día, aunque es capaz de sobrevivir hasta temperaturas de -10ºC, aunque harán que la floración sea más tardía. 

Cuidados de los ramos de ranúnculos

• Corte parte del tallo y retira las hojas inferiores

• Coloca las flores en un florero limpio con agua limpia del grifo, pero no demasiada, y alimento para flores de bulbo.

• Cambia el agua con regularidad

• Coloca el vaso en un lugar fresco y lejos de corrientes de aire.

Fotografías: http://www.flowercouncil.co.uk/